Qué visitar en

Cáceres

Por Montánchez a Trujillo

Cáceres


 

Valoración usuarios: Sin Valorar

Abarca esta ruta buena parte de la Penillanura Trujillano-Cacereña, situada en el centro de la región extremeña, entre las serranías de Montánchez y la Sierra de San Pedro.
Ruta de contrastes en la que dominan los bellos bosques de alcornoques y encinares en torno a sierras escarpadas, hábitat constante de especies cinegéticas y rapaces.
Comarca con una exquisita muestra gastronómica y de festejos populares de gran renombre en Extremadura.
El Patrimonio histórico-artístico es abundante y admirable, sobre todo en la ciudad de Trujillo, cuna de los Conquistadores.
El balneario del Trampal está enclavado en un paraje excepcional, al igual que la Basílica hispano-visigoda de Santa lucía del Trampal.

Ruta turística:La primera población a visitar es Alcuéscar, en donde se encuentra una de las muestras del arte visigodo religioso más importante de la península, la Basílica hispano-visigoda de Santa Lucía del Trampal.

A los pies de la Sierra de Montánchez nos encontramos con Arroyomolinos de Montánchez, donde se encuentra la iglesia parroquial de Ntra. Sra. De la Consolación, edificada a finales del siglo XV.

Pasamos bajo la atenta mirada del castillo de Montánchez para conocer esta bella localidad situada a su falda. El origen de Montánchez se remonta a la época prerromana. El castillo, de origen almohade y construido en el siglo XII con reformas cristianas en época medieval, es una atalaya natural ideal para divisar el paisaje de la comarca. Cobran gran fama tanto los jamones, chacinas y embutidos, como los vinos y las fiestas carnavalescas de los ”Jurramachos”.

Seguimos el recorrido hasta Albalá, con edificaciones de tipo popular y un edificio religioso de interés, la iglesia parroquial de Ntra. Sra. De la Asunción, realizada en el siglo XVI.
La cercana Valdefuentes dedica su iglesia parroquial a Ntra. Sra. De la Bienvenida, en estilo barroco y del siglo XVII. También interesante es la iglesia conocida popularmente como ”El Pequeño Escorial”, construida sobre el que fuera convento de San Agustín, del siglo XIII.

Cerca del río Tamuja, conocenos la localidad de Benquerencia, donde podemos visitar su iglesia parroquial de San Pedro Apóstol del siglo XVIII; interesantes son también el Ayuntamiento y la Ermita del Cristo del Amparo, del siglo XVII.

En plena meseta Trujillano- Cacereña encontramos a Botija, famosa por los yacimientos arqueológicos de la Edad del hierro. Al igual que en Botija, la zona de Plasenzuela es rica en yacimientos arqueológicos de época prerromana. Más al norte nos acercamos a Santa Marta de Magasca, con una atractiva Plaza Mayor y un típico “rollo” fechado en el siglo XVI.

Hacia el sur y de época medieval está La Cumbre, con una interesante iglesia parroquial de Ntra. Sra. De la Asunción, con obras realizadas entre los siglos XVI y XVIII.

La ruta sigue, y nos lleva hacia las localidades de Ruanes, Salvatierra de Santiago, Santa Ana,y Zarza de Montánchez, donde sobresale una importante edificación religiosa, la iglesia parroquial de San Miguel, con influencias de arte gótico y renacentista; también Valdemorales, Almoharín, Ibaherando, esta última con interesantes hallazgos de época romana y visigoda de gran interés histórico. Seguimos con Santa Cruz de la Sierra, magnífico mirador natural, y Puerto de Santa Cruz. De camino hacia Miajadas llegamos a Villamesías, regada por las aguas del río Búrdalo, también pasamos por la población de Aberturas, y por la misma carretera llegamos a Campolugar. Ya nos acercamos hasta Miajadas, pujante población agrícola con restos de un castillo medieval y uno de los edificios más impresionantes de la zona, la iglesia parroquial de Santiago, iniciada en el siglo XV y finalizada en el siglo XIX. Muy cerca de Miajadas nos encontramos Escurial. A escasos kilómetros llegaremos a Zorita, a Conquista de la Sierra, un poco más al norte Herguijuela, Madroñera, Garciaz, Aldeacentebera, bañada en gran parte por el río Almonte .

Trujillo, en la época prerromana conocida como “Turgalium”, y conquistada por las tropas cristianas en 1232. El castillo es de la época califal, y en él se encuentra el santuario dedicado a la Patrona de Trujillo, la Virgen de la Victoria. De sus iglesias destaca la de Santa Maria la Mayor y de los edificios civiles sobresalen el Alcázar de los Bejeranos, el de los Altamiranos, y el de los Chaves. La Plaza Mayor siempre ha sido el centro comercial t neurálgico de la ciudad. De loa palacios sobresalen el de Los Duque de San Carlos, el del Marquesado de Piedras Albas y el de Juan Pizarro de Orellana.

Gastronomía:Magníficos jamones en Montánchez y buen vino, higos en Almoharín y Arroyomolinos. Excelentes embutidos, quesos y vinos en Trujillo.

Artesanía:Orfebres, alfareros, cesteros, canteros, bordados, trabajos en piel y en telares y trajes típicos. Mantas de telas trenzada, encajes e hilados, alfombras, deshilados y bolillos, y bordados, todo esto a lo amplio de esta bella y rica tierra.

Fiestas:El Chivirí y la Fiesta Nacional del queso en Trujillo, los Carnavales en Montánchez y Alcúescar, y la ”Fiesta del pan y el queso” en Zarza de Montánchez.

La opinión de los usuarios
Todavía no hay opiniones sobre Por Montánchez a Trujillo.
Tu opinión
Lo sentimos pero debido al volumen de SPAM en comentarios, para opinar en este establecimiento es necesario estar registrado
Tu opinión

Puedes escribir un comentario con tu opinión sobre Por Montánchez a Trujillo.
(0 opiniones recibidas)

Buscador
Seleccione población:

y/o Tipo:

y/o Texto:
Más información
Envía esta página

Si quieres mandar esta información por email a un amigo/a sólo tienes que pulsar aquí.

Si se hospeda en Barcelona, encuentre los mejores hoteles en Barcelona a través de Expedia